Los Benditos

Escrito por: Quod
2 agosto, 2013


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votos, promedio: 3,67 de 5)
Loading ... Loading ...

Un tropel de espejos avanza directamente hacia un valle de apenados y cautivos desheredados. Cada uno de ellos apostaron por ser Dioses cuando sus hormonas cotizaban al alza. Apenas en los treinta y se rindieron al sentimiento de ser pelotas de un juego que van y vienen, que no saborean la gloria ni salen en la foto del ganador. Supremos perdedores sin más jugo que exprimir, escogidos por Zeus ó por Coca-Cola ¿qué más da? Sigue el avance de su reflejo, del que no deberán olvidar, del recordar de su faz de fracasados, del crupier gafado repartiendo suerte en cada mano. Solo una sonrisa podría romper el maleficio y los espejos, pero no la hallarán, ni siquiera dormirán del tirón, solo cabezadas absurdas intentando huir del sueño aún peor que su realidad. Y ese megáfono  a última hora de la tarde y esa voz, ronca, sin vida que dice: “dentro de quince minutos, regresen a sus habitaciones”  Benditos pabellones psiquiátricos, benditas drogas que amansan las derrotas, benditos ejércitos de espejos y bendito el olor que despiden los perdedores, porque en ellos se inspiran las fragancias de París y en sus putrefactos mercados medievales.  Ya están aquí,  llegaron al amanecer, como cada día. Albert se asoma para verse y se dice a sí mismo: “bienvenido, chalado, los dioses acaban de regalarte un día más”.

The following two tabs change content below.

Quod

Últimos relatos de Quod (Ver todos)

FacebookTwitterGoogle+WhatsAppLineCompartir


Tags: , , , ,

Categoria: Microrrelatos |

No hay commentarios

Tienes que estar registrado para comentar.