Cucaracha

Escrito por: Moriarty
25 julio, 2018


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Cuando el burgomaestre tocó la puerta de su pequeña casa Francisco no estaba esperando su visita, había oído que en el pueblo una serie de asesinatos diezmaba progresivamente el ánimo de los pueblerinos, que no eran muchos, y por ello se creaba una especie de desconcierto general, todos se conocían, por ende conocían al asesino.

La inquisición estaba rastreando a Francisco, pues nunca lloraba y esto era motivo de desconfianza, quizá de herejía, no derramó ni una lágrima ni siquiera cuando su madre murió, era una cucaracha resistente a cualquier bomba. Lo acusaron del asesinato de los habitantes que se fueron encontrando por sorpresa el resto de habitantes a medida que se movían por el pueblo y observaban al borde del infarto a hombres y cueros cabelludos separados el uno del otro, todo adornado con excesivas cantidades de sangre.

Su condena, la hoguera, el día de la ejecución Francisco se mostró impasible, sabía de su inocencia, pero como cucaracha que era no se inmutaba, un rostro hierático acompañado de unos rizos mal cuidados funcionaban como pantalla receptora de comida podrida lanzada por los curiosos espectadores. Cuando el burgomaestre se acercó a Francisco le miró sonriendo y dijo: Le agradezco su silencio, los criminales se sustentan en sujetos como usted, cucarachas, los pilares que permiten descargar la mierdas de la condición humana al resto de mortales más inteligentes y con aspiraciones no del todo comprendidas. Por contraposición debo buscar sus sustituto, un patán al que derivar el trabajo sucio de mis asesinatos, la pena de muerte. Que descanse en paz Francisco, que las lágrimas no apaguen el fuego.

The following two tabs change content below.

Moriarty

Últimos relatos de Moriarty (Ver todos)

FacebookTwitterGoogle+WhatsAppLineCompartir


Categoria: Microrrelatos |

No hay commentarios

Tienes que estar registrado para comentar.