Fluir en la paz y en la guerra

Escrito por: JCPozo
24 febrero, 2018


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

La obsesión sobre el estado de las cosas me ha cambiado de estado. Ahora el fluir no es un medio o filosofía de la vida, sino una estrategia de supervivencia.

No hacer olas, ir con la corriente, no despertar la duda, no mostrar la pena, solo dejarse llevar.

No creo en ti, pero no te molesto.

Te dejo fluir y yo salvo el pellejo.

Eso no es precisamente vivir, pero es algo que en realidad solo me interesa a mí y a nadie más.

Veo venir el huracán y fluyo con él. Que necedad sería hacerle frente. En mi carrera apurada, mi torpeza se disculpa del tropiezo con las espinas. Es prudente.

Honro y felicito al sol por salir cada mañana.

Transformo la agresión en una palabra cierta, en una frase que alienta o una concesión que calma.

Y eso basta… aunque a veces no.

Nuestras actitudes son las semillas que siembran buenos recuerdos en los demás; como el recuerdo de cómo dos seres se deben tratar, con respeto, con civilidad. Eso casi siempre paga bien. Nuestra disposición  a navegar sonrientes y confiados bajo nubarrones de tormentas negras, es el alivio a las penas.

Actitud, es fluir a pesar de las rocas.

Por eso fluir, aun por necesidad, es una concesión que no podemos dejar pasar.

 

 

 

 

 

 

 

 

The following two tabs change content below.

JCPozo

Últimos relatos de JCPozo (Ver todos)

FacebookTwitterGoogle+WhatsAppLineCompartir


Categoria: Microrrelatos |

Un Comentario

Tienes que estar registrado para comentar.