Ríe Payaso

Escrito por: lagrimas de tinta
22 febrero, 2018


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Esto se derrumba Tony, pronto voy a dejar la pista, que la gente ya no ríe como antaño se reía.

Payaso que haces reír y no te sale la risa. ¡Yo era el rey de los Payasos! Según la gente decía: ¿Y qué queda de lo que fuiste? ¿Dí? Una máscara sin vida, pero es que la gente no sabe el dolor que en mi alma anida.

Aún recuerdo aquella noche que de ese circo salía contento y muy ufano, lleno de placer y dicha porque al rey de los Payasos el público aplaudía.

Era una noche de Reyes, copos de nieve caían cuando tropecé alarmado con el cuerpo de una niña que sobre el asfalto helado su maleta tendía.

- Una limosna señor, que la Virgen lo envía.

- ¿No tienes padres?- le dije.

- No señor, soy yo solita y aún no he cenado esta noche. ¡Qué noche tan fría!

¿Qué hacer? ¿Dejarla? ¡Nunca! Me la llevaré y será mi hija ya que los Reyes se acuerdan del payaso en este día. Y bendije aquella noche que encontré a la chiquilla y a mi casa la llevé besándola en las mejillas, devolviéndole el color a aquella paloma herida.

- ¿Cómo te llamas, buen hombre?

- Me llamo Tony, querida.

- ¿Qué me dejaron los Reyes?

- ¿ Que qué te han dejado los Reyes, alma mía? ¡Un padre para quererte, y un payaso en carne viva! con que a cenar y a dormir en esta cama tan linda que yo mismo he preparado para que duermas tranquila.

- ¡Toma un beso padre Tony! ¡Toma un beso de tu hija! Que voy a rogarle a Dios para que Él te bendiga, y para que nunca se olvide del payaso en carne viva.

No se lo que pasó, fue aquel beso de luz y de vida. Nunca me habían besado como aquella niña. Fueron días de placer, mas poco duró mi dicha, que mi niña voló al cielo con alas de golondrina.

¡Pobre Nelly que te fuiste llevándote tu alegría, y qué sola has dejado esta máscara sin vida!

Se me murió una mañana que entre lágrimas decía: “¡Ría padre Tony! ¡Ríe! ¡Que quiere vivir tu hija!”  Y yo saltaba y bailaba mientras ella sonreía. Y un golpe de tos fue anunciado de que Nelly se moría. Y se me apagó la risa… ¡Ay que se me fue mi muñeca, llena de fiebre encendida!

Pero no llores Tony, que te esperan en la pista. ¿No oyes como te aclaman? ¡Ya esta la gente intranquila!

(¿Que salga yo a reír?)

¡A reír payaso aprisa!

(¿Y cómo voy a reír si no tengo a mi hija?)

¡Ríe Payaso! ¡Ríe! ¡Hasta que mueras de risa!

The following two tabs change content below.

lagrimas de tinta

"Nuestra vida expresa el resultado de nuestros pensamientos dominantes." -Søren Kierkegaard

Últimos relatos de lagrimas de tinta (Ver todos)

FacebookTwitterGoogle+WhatsAppLineCompartir


Categoria: Microrrelatos, poemas, RECOMENDACIONES |

No hay commentarios

Tienes que estar registrado para comentar.