La leyenda

Escrito por: PBIEDMA
20 enero, 2018


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votos, promedio: 4,33 de 5)
Loading ... Loading ...

Cuenta una vieja leyenda que en un secreto lugar, se encuentra un mar inmenso y horrible a la vez, el mar de las esperanzas perdidas. Para llegar a él, no existe una ruta definida, nosotros hemos conseguido acercarnos hasta sus bravías aguas, no sabría explicar cómo ni cuándo aparecimos aquí, sólo sé que me acompañas, agarrada con fuerza a mi mano, vagamente recuerdo que anduvimos caminos infernales sin dar paso alguno, descendimos cientos de ríos de tristeza sin llegar a navegar. Ahora, desde esta desierta orilla, nuestros cuerpos observan, sin saber como actuar, el agónico hundimiento de nuestras esperanzas, la tuya unida a la mía, mirándola y esperando una solución que parece imposible de hallar, percibimos con pesar, sus súplicas desesperadas, destinadas a nuestras mentes, que permanecen bloqueadas, nuestros corazones bombean miles de lágrimas de impotencia que incendian con llamas de dolor nuestro interior. De repente y desde el otro lado, alguien nos regala un abrazo conmovedor y sin manos, entonces el recuerdo de una de mis frases preferidas logra hacerse hueco en mi bloqueado intelecto, “todo tiene remedio menos la muerte”, río en voz alta, me abrazo a tu tembloroso cuerpo, te beso con pasión y te la susurro al oído, tú comienzas a sonreír, cesa tu temblor, el agua del mar bravío se calma hasta transformarse en un pequeño charco sin apenas profundidad, nos adentramos en su interior, avanzando hacia donde aguardan nuestra esperanzas, nos enlazamos con ellas y salimos felices de aquel cambiante mar.

Esta mañana me he levantado con la sensación de haber sufrido una pesadilla muy real, con final feliz y con la curiosidad de averiguar si es cierta la leyenda del mar de las esperanzas perdidas, tras buscar y buscar, no he logrado dar con ella, con total seguridad esta leyenda sólo se encuentra en un rincón perdido de mi imaginación y viene a visitarme sin cita previa, sin compasión. Algún día encontraré la manera de deshauciarla cruelmente y desterrarla a los infiernos donde arderá toda la eternidad.

A veces un cálido abrazo sin manos te puede mostrar un hilo de esperanza, cien gélidos y falsos abrazos con manos, pueden hacer rebosar tu equipaje de desilusión.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

The following two tabs change content below.

PBIEDMA

Últimos relatos de PBIEDMA (Ver todos)

FacebookTwitterGoogle+WhatsAppLineCompartir


Categoria: Microrrelatos |

No hay commentarios

Tienes que estar registrado para comentar.