A deshoras

Escrito por: Hebe
30 octubre, 2017


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

La tarde sin ti se convierte eterna,                                                                                               el reloj es un chivato que se delata a cada minuto, a cada hora,

el tiempo se congela y se vuelve eterno,

y yo te pienso a cada momento,

incluso me permito soñar,

que paseamos por calles imaginarias,

hablamos de cosas ilusorias,

y nuestras manos cruzadas no se despiden jamás.

 

A las diez y cuarto comienza,

el reloj nos obedece,

y el tiempo echa a andar,

estamos a salvo y dejamos de soñar,

la realidad es demasiado perfecta.

 

Las diez y cuarto,

mi hora favorita.

The following two tabs change content below.

Hebe

Últimos relatos de Hebe (Ver todos)

FacebookTwitterGoogle+WhatsAppLineCompartir


Categoria: Microrrelatos |

No hay commentarios

Tienes que estar registrado para comentar.